Criónica Correo electrónico

Las Preguntas mas frequentes

¿Que es la Criónica y cuál es su finalidad?

La Criónica se contempla como una medida de emergencia en casos para los que la Medicina actual ha llegado a sus límites. Su utilidad es conservar el estado de esas personas para ser transmitidos a una Medicina futura que sea capaz de curarlas.

¿Es correcto que en el proceso utilizado por la Criónica se congelan seres humanos?. ¿No se destruyen durante el proceso tejidos como les sucede a los de las fresas congeladas?

La lesión de tejidos es atribuída en general a cristales de hielo. En el proceso empleado en Criónica los tejidos no son congelados, sino vitrificados. Los líquidos corporales son convertidos en materia sólida no cristalina, en una especie de vidrio. A través de este proceso se evita el efecto destructor inherente a los cristales de hielo.

¿Pero es posible reconvertir este vidrio más tarde en el líquido originario?

Sí. Por ejemplo, los científicos Fahy y otros lograron descongelar un riñon a 130°C bajo cero y trasplantarlo con éxito en el conejo del que provenía mientras se le extirpaba a la vez el otro riñón. El riñón trasplantado desempeñó una función normal durante los 48 días en los que se le analizó con microscopio hasta volvérselo a extirpar otra vez.

¿Entonces porque no existe ninguna información de personas que hayan despertado de este estado?

La razón es que hasta ahora el máximo del perfeccionamiento ha conseguido mantener sólo cerebros. Otras partes del cuerpo resultan enormemente dañadas en el procedimiento criónico. Lo que existen son fórmulas para curarlos o para sustituirlos como en la Ingeniería de tejidos, pero estos métodos se encuentran aún en pañales. Pero afortunadamente estos procedimientos no precisan de un perfeccionamiento y puesta a punto absolutos en el momento de la vitrificación.

¿Cómo se puede tener la certeza de que las secuelas potenciales de la Criónica puedan jamás ser curadas?

Para eso no hay ninguna garantía. Sin embargo, el vertiginoso desarrollo de Medicina y Técnica dan pie a un prudente optimismo.

¿Por qué alguna gente prefiere vitrificar sólo el cerebro, pero no el resto de su cuerpo?

Algunas personas suponen que el cerebro alberga su personalidad completa y que el resto es de alguna forma sustituible.

¿Es todo tan sencillo como dirigirse a un Insituto de Criónica y dejarse vitrificar así sin más?

No tanto, ya jurídicamente hablando este proceso sólo está permitido con personas en las que un médico haya certificado su fallecimiento natural. Para que el cerebro y el cuerpo sufran los menores daños posibles se suele empezar con el procedimiento tan rápido como sea posible. A continuación, la persona es transportada a los EE.UU. ya que el almacenaje del cuerpo humano por ahora no es posible en Alemania. Esto se asocia a que el almacenaje criónico del cuerpo equivale legalmente a un sepelio, que a la sazón es competencia de los estados federales. De todas maneras está pendiente una revisión legal del tema en cada estado federal alemán.

¿Qué finalidad tiene emplear este proceso en un cuerpo muerto?

El límite a partir del cual una persona sea declarada muerta ha variado mucho desde los comienzos de la Medicina. Hoy en día cuando a alguien se le para el corazón, suele ser reanimado. Lo mismo sucede con el cerebro, el que haya dejado de funcionar no significa que haya dejado de albergar una personalidad.

¿Cuando un cuerpo está clínicamente muerto se pierde el alma?

Los últimos datos señalan lo siguiente: El concepto de "muerte clínica" es en realidad engañoso. Se puede mencionar por ejemplo el caso de Anna Bågenholm, quien cayó accidentalmente en un río helado y permaneció clínicamente muerta varias horas (con parada cardíaca y cerebral). Hoy está tan viva como antes del accidente. Ahora bien, si el ser humano posee algo así como una alma, no lo sabemos. Si es que de verdad existe un alma inmortal o intemporal, entonces debería de dar igual si un cuerpo está clínicamente muerto varias horas o varios años. Muchas personas que están hoy vivas fueron conservadas como embriones muchos años antes de su nacimiento.

¿Pero si yo, por ejemplo, acepto la muerte como un fenómeno natural, entonces a mi la Criónica en principio no me dice nada, no es así?

Eso depende de si esa aceptación incluye básicamente el rechazo de medidas salvavidas. Al fin y al cabo la Criónica es un transporte de pacientes al futuro.

¿No es esto en realidad rebelarse contra la propia predestinación de uno (quizá a través de un poder superior) si alguien se puede salvar de una enfermedad hasta ahora incurable?

En ese caso también significa rebelarse contra la propia predestinación si un paciente se deja tratar una enfermedad incurable en Alemania en los Estados Unidos de América. El mismo argumento es válido en casos de dejar tratarse con diálisis por no haber encontrado aún un donante. No hay nadie que rechace estas opciones.

Pero esto es sólo teoría que todavía no se ha llevado a la práctica, ¿no es así?

No. Actualmente se encuentran aproxidamadamente 200 personas bajo Crioestasis, 100 de ellas albergadas em la Arcor Life Extension Foundation en Arizona y en Cryonics Institute en Florida. El primer paciente tratado bajo los preceptos de la ciencia criónica fue el Profesor Dr. James Bedford en 1967, quien actualmente se encuentra en Alcor.

¿Es la Criónica en el fondo sólo una manera de hacer dinero?

Eso está totalmente descartado ya que a los dos grandes proveedores de Criónica (Alcor y el Instituto Cryonics) no les está permitido sacar grandes beneficios por el tipo de institución legal que representan. A los empleados de ONGs no les está permitido tener sueldos astronómicos.

¿No es todo esto profundamente egoísta?

¿Son egoístas los servicios de salvamento? No. ¿Son los seres humanos egoístas por querer ser salvados?. Sí, en el caso de que usted desee arrebatar a otras personas de esta oportunidad. Esto desde luego no puede decirse de los científicos dedicados a la Criónica.

¿No otorga la Criónica más prioridad a la vida existente que a la no nacida?

No. Las técnicas de congelación también benefician a la vida no nacida de la misma manera (embriones). En vez de deshacerse de numerosos embriones, éstos pueden ser criopreservados.

¿Contribuye la Criónica a la superpoblación?

¿Contribuye una ambulancia a la superpoblación? Esa pregunta es inequívocamente cínica. Aún así: Algunas investigaciones demuestran que un incremento de esperanza de vida nos pondría en una situación moderadamente problemática.

¿Y qué ocurriría en caso de quedarse sin electricidad?

Los pacientes criónicos no son almacenados en un frigorífico, sino en el llamado vaso Dewar o termo. Sólo se necesita nitrógeno líquido para su conservación. Este fluído además de ser barato sólo necesita ser repuesto cada par de semanas.

¿No podría pudrirse un cuerpo sumergido en nitrógeno líquido después de transcurrir algunos siglos?

No, y se puede incluso calcular a través de la ecuación de Arrhenius, la cual plantea que cualquier proceso químico que precisa de un segundo a temperatura ambiente, en nitrógeno líquido (a 195°C bajo cero) necesita alrededor de 25 millones de años.

¿Por qué curarse en el futuro?

Porque los científicos criónicos también desean en el futuro un sistema de emergencia que funcione normalmente, en definitiva, una Criónica en funcionamiento. No ocuparse de pacientes criónicos que han tenido hasta ahora sería muy contraproductivo porque comprometería su credibilidad.

¿Hay médicos entre los especialistas criónicos?

Sí, entre los Criónicos se pueden contar también médicos y otros académicos. El equipo de emergencia en funciones está dirigido en Alemania por el anatomista Dr. Klaus Sames.

¿Qué ocurriría si los hombres y las mujeres del futuro tuviesen que bregar con problemas mucho más importantes que curar pacientes tratados por la Crioestasis?

Lo único que habría que hacer sería volver a llenar el tanque con un poco más de nitrógeno una vez cada pocas semanas. Los pacientes criónicos tienen todo el tiempo del mundo para esperar que surjan los medios necesarios para su curación.

¿Si todo es tan maravilloso, por qué hay apenas gente que escoge esta opción?

Suponemos que tiene que ver con un fenómeno del cerebro humano: la propensión al status quo. El cerebro humano siente predilección por escenarios que no suponen un cambio de lo establecido. Sobre esto hay estudios psicológicos muy interesantes. A esto hay que añadir la tendencia a evitar temas sobre nuestra propia mortalidad.

¿No es esto algo que pocos se pueden permitir?

La Criónica se financia normalmente a través de un seguro de vida a todo riesgo. A grosso modo: De 10 a 30 € al mes. A esto se le añaden 30 € de cuota mensual.

¿Y quién pagaría la supuesta curación en el futuro?

Una parte de las cuotas que se pagan por el tratamiento criónico tienen precisamente como fin cubrir esos gastos.

¿Cómo me las arreglaría tras constatar posiblemente drásticos cambios en mi entorno (tecnificación, estructuras sociales) en ese lejano futuro?

En primer lugar se pasaría por una rehabilitación adecuada en la que el paciente se iría familiarizando paulatinamente con las transformaciones.

Supongamos que me despierto de verdad unos cuantos siglos más tarde. No conocería a nadie.

Cuántas más personas se decidan por la Criónica, más personas se volverán en teoría a encontrar en el futuro. Uno de los objetivos debería ser tomar en consideración el entorno social del paciente. Por ejemplo, se dejaría a alguien más tiempo en Crioestasis hasta poder curar también a su entorno (familia, amigos, compañeros de institución).

¿Qué institución caritativa promueve la Criónica?. ¿Dónde puedo intercambiar impresiones sobre este tema?

En la Sociedad Alemana de Bioestasis Aplicada (sociedad registrada). – www.biostase.de